Practicar pilates terapéutico es algo positivo tanto para tu cuerpo como para tu mente, ya que es una actividad muy positiva para tu cuerpo, ya que busca como finalidad el poder aliviar dolores y tensiones que pueda haber acumulado tu cuerpo a lo largo de su vida.

Normalmente, y por este motivo en cuestión, se le suele hacer a cada usuario un chequeo médico completo para determinar cuáles son estas molestias o lesiones (si las hubiera) y establecer un método de trabajo específico para él, que deberá realizar de manera regular y constante, con las diversas precauciones necesarias para no dañar las partes ya castigadas de por sí realizando el ejercicio en cuestión. Muchas de estas precauciones tienen que ver con la postura y el modo lento pero correcto de hacer el ejercicio. Por lo que, despacio, pero seguro, el pilates terapéutico te ayudará poco a poco a encontrarte mucho mejor contigo mismo.

Es un método totalmente recomendable y seguro, avalado por expertos en sanidad ya que fue elaborado por masajistas y fisioterapeutas del sector cuya finalidad era la de aplicarlo en rehabilitaciones para todas aquellas zonas del cuerpo que lo necesitasen. Evidentemente, esta técnica del pilates terapéutico no es milagrosa pero si que está científicamente probado que funciona. Te aseguramos que ayudará a mantener sano tu cuerpo haciendo efecto directamente sobre esos dolores cotidianos tan molestos y que no sabes de donde provienen, haciendo tu vida mucho más saludable y llevadera. Problemas más severos y tan comunes como las cervicales, la lumbalgia o la escoliosis mejorarán considerablemente gracias al pilates terapéutico.

Además, se recomienda encarecidamente a los siguientes grupos de personas que practiquen el pilates terapéutico ya que son los principales problemas sobre los que actúa esta técnica sanadora:

 

Mujeres embarazadas y deportistas.

Ambos grupos, por casos evidentes. Las embarazadas tienen un sinfín de dolencias y problemas a causa de su inminente parto y los deportistas sufren de grandes tensiones y fracturas en huesos y músculos bastante más a menudo de lo que desean, por lo que el pilates terapéutico es perfecto para ellos.